Por Marcos Calligaris

La dinámica política y la falta de consistencia del arco opositor han acrecentado en los últimos años la figura de los periodistas. El Gobierno nacional se ha visto envuelto en una cruenta batalla frente al llamado cuarto poder, al cuál en reiteradas oportunidades situó en la vereda opositora, alimentando sin querer su nivel de exposición.

Uno de los periodistas que se ha visto ‘beneficiado’ con esta situación es Nelson Castro, una de las voces más respetadas del periodismo político argentino y quien asegura no sentirse nada cómodo con el mote de antagonista. “Yo no soy opositor, soy crítico del Gobierno. En mi actuación durante los años del menemismo y la Alianza fui igualmente crítico como Seguir leyendo