Por Marcos Calligaris

“Fue un año en el que no tuve vida”, afirma paradójicamente Flavio Mendoza, al analizar lo que fue sin dudas el período más prolífico y popular de su carrera.
Es que las circunstancias convirtieron al platinado bailarín en uno de los personajes mediáticos de 2010. Desde ‘Bailando por un Sueño’, Flavio pudo demostrar al gran público lo que era capaz de hacer como bailarín, coreógrafo y cómico, pero también se las rebuscó para participar como panelista en ‘Animales Sueltos’, actuar en el espectáculo del circo Servian, y como si fuera poco, no dejó de dar clases en su flamante escuela de baile, que ya cuenta con más de 700 alumnos.
Quinta generación de una familia de artistas circenses, Flavio Mendoza no reniega de sus Seguir leyendo