Por Marcos Calligaris

¿Es o se hace?
Que Mike Amigorena es un tipo extraño, no es ninguna novedad.
Nunca les cerró a quienes lo veían elegantemente trajeado encarnando a Martín Pells, mientras por las noches, travestido, se instalaba en la piel de una maquillada azafata para cantar covers con su banda, “Ambulancia”. “Si no les cierro es problema de ellos, yo soy así”, espeta a propósito, con aire desinteresado.
Acostumbrado tiene a los medios con ese tipo de respuestas que no siempre son las esperadas. Que lo que más le gusta de una mujer son las tetas; que le gusta “hacer nada”; que Francis Ford Coppola -quien lo convocó para trabajar en una película- es “un cero”; que no le piensa contestar a este periodista qué le atrae de su novia Carla Peterson… Seguir leyendo